top of page
Blog Ciudadano del Mundo.png

“El grito de los excluidos: La situación actual de Brasil”

Por Edmar Aparecido de Oliveira ss.cc.

“La elección de un metalúrgico para la presidencia de la república, pareciera la prueba de la democracia conquistada en Brasil. Pareciera…» Revista: “Carta Capital” (07/09/2016)


En el último 31 de agosto nuestra democracia fue herida por un golpe parlamentario horrendo. Lo que ya había empezado con los diputados, fue entonces confirmado por la mayoría de los senadores. Pero cabe una pregunta: ¿por qué la presidenta de la república fue impedida de ejercer sus funciones? Para comprender un poco esta situación se hace necesario puntualizar unas cosas, siendo la más grave de todas que no hay “crimen de responsabilidad” como ellos dicen.  Tal crimen se configura cuando un gobernante utiliza del dinero público de los bancos estatales para suplir las cuentas de los ministerios, siendo que este dinero debe ser restablecido en tiempo hábil y toda tramitación debe ser aprobada por el parlamento. Pero esto es un acto utilizado por todos los presidentes anteriores. Y lo agravante es que dos días después de la condenación de Dilma, los diputados aprobaran una ley que permite tal acto, o sea, no fue por este acto que ella fue juzgada sino que este fue un intento de dar un rostro de “legalidad” al golpe parlamentario. Es verdad que no todo fue perfecto en esos 13 años de gobierno del partido de los trabajadores, pero también es verdad que se develaron estos actos porque el gobierno dio al Ministerio Público y la Policía Federal amplio apoyo y principalmente libertad para actuar, investigar y llevar a la cárcel los culpables por corrupción. Es la primera vez en la historia de nuestro país que vemos políticos, empresarios billonarios, grandes personalidades siendo juzgadas y condenadas, parecía entonces que la corrupción que desde la colonia venia destruyendo nuestros bienes iba llegar al fin, pero no.

Desde que llego al poder el Partido de los Trabajadores con el presidente Lula, el Brasil cambió mucho. El acceso a la universidad por parte de los pobres, el empleo en gran escala, la valoración del sueldo mínimo, la creación de la ayuda a las familias más pobres con la “Bolsa familiar” que es un proyecto social en el cual las familias más pobres reciben del gobierno un dinero mensual para su sustento. El acceso a la salud, educación, cultura y bienes sumado a grandes conquistas sociales. Pero desde entonces los que tenían el poder desde siempre nos hablaban que nuestro país era pobre, que no podríamos acabar con la deuda del FMI, que quien nació pobre iba morir así, entre tantas cosas mas no aceptaban que su poder y sus intereses particulares estuvieran  amenazados. Entonces de un día a otro se fue organizando este golpe que ahora se ha concretado, que no es sólo contra la presidenta Dilma y sus 54 millones de electores sino contra toda nuestra nación, contra los derechos conquistados por las minorías, el progreso social y la inclusión de los últimos años.


Hoy en Brasil tenemos un medio de comunicación llamada Globo, que manipula en favor de los grandes. En este sentido existe un grupo de políticos que, por miedo a las investigaciones de la Policía Federal que estaba descubriendo muchas muchos robos y  desvíos de dinero público, muchas obras que se pagaban por sobre su valor original, etc. Muchos de los paramentares están  envueltos en estos casos, por eso han inventado un golpe terrible para tomar el poder con mentiras, y lo peor ya empezaron a quitar muchos derechos, en especial, a los trabajadores. Hay una sensación de que se ha “terminado la corrupción”, pues se están cerrando las investigaciones, los jueces que antes estaban todo el tiempo en la televisión culpando el gobierno de Dilma hoy ya ni aparecen.

Muchos se han tomado las calles, luchando por la democracia, hombres y mujeres que creen que el camino para una nación justa es que ella sea para todos. Personas simples, políticos, intelectuales, artistas, religiosas (as), obispos, curas, hasta grandes nombres se están uniendo en favor de nuestros derechos. Mucho más que un “Fora Temer” lo que se pide es nuestro Brasil de vuelta. Ya que con este golpe volvió todo a las manos de los grandes empresarios en especial extranjeros, y sabemos que su deseo es vender lo que es del Pueblo y hacer que el Pueblo no se rebele en búsqueda de sus derechos. A pesar de todo hay esperanza y juntos podemos cambiar esta situación, juntos podemos enfrentar las grandes potencias que quieren adueñarse de nuestro  país, juntos podemos enfrentar esta crisis internacional, junto podemos buscar soluciones, juntos, juntos, juntos…

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page